LINDSEY BUCKINGHAM DA CRÉDITO A COMPOSITORES TRAS PLAGIAR CANCIÓN INVOLUNTARIAMENTE
Por Irving Vidro

Lindsey Buckingham ha dado crédito retroactivo de composición a Jordan Zadorozny de Blinker the Star y Brad Laner de Medicine después de plagiar accidentalmente su canción «Mind’s Eye» en «Swan Song» de este año, del álbum solista homónimo de Buckingham.

En una entrevista con Spin, Zadorozny describe escuchar «Swan Song» por primera vez, diciendo «fue una extraña sensación de déjà vu, pero un déjà vu donde tu héroe está cantando tu canción».

Las dos canciones suenan notablemente similares, particularmente en sus coros casi idénticos. Aquí está el coro de «Mind’s Eye»: «It isn’t right to keep me waiting / Do you have to hold out on me so long now? / Is it right to keep me waiting? / In the shadow of our mind’s eye.» Compare eso con el coro de «Swan Song» de Buckingham : «But is it right to keep me waiting? / Is it right to make me hold out so long? / Yeah, is it right to keep me waiting? / In the shadow of our swan song.»

Zadorozny conoció a Buckingham en 2000 después de firmar con DreamWorks. El presidente del sello, Lenny Waronker, le preguntó a Zadorozny quién sería el productor de sus sueños, y Zadorozny dijo que Buckingham – Waronker preparó a los dos y grabaron un pequeño puñado de canciones de Zadorozny con Laner en el bajo.

Después de la sesión de grabación, Laner le dio a Buckingham un CD de canciones que había coescrito con Zadorozny, incluido «Mind’s Eye», y le pidió que hiciera una versión de una de ellas.

Resulta que Buckingham hizo su propia grabación de «Mind’s Eye», redescubrió su versión más de una década después, olvidó que era una versión y lanzó la canción como propia con algunos cambios líricos y melódicos leves. Es más o menos lo que sucedió con Islands y Julie Byrne a principios de este año después de que la canción supuestamente original de Nick Thorburn «Carpenter» resultó ser una versión de «Prism Song» de Byrne.

Afortunadamente, parece que no hay rencor entre Zadorozny, Laner y Buckingham, como dijo Zadorozny: «Tiene años de integridad y no hay razón para robar canciones a nadie, especialmente a nosotros».

«Él tomó nuestra canción, hizo una demostración él mismo, la guardó para un día lluvioso y, como resultado, 16 o 17 años después encontró esa demostración y pensó: ‘Esto es algo genial que hice en 2000 ‘», continuó.

Después del descubrimiento, se les dio una suma monetaria fija a Laner y Zadorozny, más una parte de los créditos de publicación y co-escritura de «Swan Song».