A DÍAS DE ASISTIR A CONCIERTO DE TOOL FANATICO ES DIAGNOSTICADO CON CORONAVIRUS
Por Irving Vidro

El mundo de la música ha estado en alerta máxima ya que los conciertos en todo el mundo han sido cancelados por preocupaciones de coronavirus. Ahora, un fanático de Tool confirmó que le diagnosticaron el virus menos de una semana después de asistir a uno de los conciertos de Nueva Zelanda de la banda.

Según las autoridades, un hombre de unos 30 años asistió al espectáculo de Tool en el Spark Arena en Auckland, Nueva Zelanda, el viernes 28 de febrero. Justo antes de esto, había viajado al norte de Italia con su compañera, donde ha habido al menos 1,694 casos confirmados de coronavirus y 34 muertes en todo el país.

Se confirmó que su compañera tenía el coronavirus en algún momento de esta semana, y el hombre declaró el jueves que también está infectado, según The Guardian. No está claro cuándo el hombre contrajo el virus. Sin embargo, el período de incubación, o el período de tiempo entre la captura del virus y los síntomas, para COVID-19 varía de 1 a 14 días. La Organización Mundial de la Salud informa que la mayoría de las personas afectadas comienzan a mostrar síntomas en cinco días.

En apoyo de su primer álbum en 13 años Fear Inoculum, Tool inició una gira por Australia y Nueva Zelanda a mediados de febrero. El concierto de dos noches marcó su regreso a Auckland por primera vez desde Big Day Out en 2011. El fan diagnosticado asistió a la primera noche que Tool tocó en Spark Arena, que alberga a 12,000 personas. Estaba en la esquina delantera izquierda de la sección de admisión general y ahora es la cuarta persona diagnosticada en Nueva Zelanda.

La directora general de Salud, Ashley Bloomfield, confirmó que ha estado en auto aislamiento desde el miércoles, según The New Zealand Herald. Bloomfield también declaró que el contacto casual en el show podría ser de cientos.

“Alentamos a todas las personas en el área del concierto a conocer los síntomas y ponerse en contacto con la línea de salud si está preocupado”, dijo Bloomfield al medio. “El consejo es que el riesgo es muy bajo para todos los demás que asistieron a este concierto”.

“No había forma de rastrear a las personas que estaban en esa área del concierto, se clasifican como contactos causales y el consejo para ellos es llamar a Healthline si tienen algún síntoma”, continuó Bloomfield. “Las personas en las que estamos enfocados en localizar es a los contactos cercanos y los funcionarios de salud han estado en contacto con todas esas personas”.